Muros verdes: una solución innovadora para ciudades más sostenibles y atractivas

22 septiembre 2023
No Comments
452 Views

El incremento de áreas verdes en las ciudades a través de jardines verticales se ha convertido en una alternativa accesible para ciudadanos y empresas. La instalación de estas estructuras vegetales está transformando no solo la estética de las ciudades, sino también su sostenibilidad y el bienestar de sus habitantes.

 


 

La necesidad de generar un equilibrio saludable entre el desarrollo urbano y el cuidado ambiental en las ciudades ha dado paso a soluciones sustentables que permitan enfrentar sus desafíos contemporáneos, como la falta de áreas verdes. En consecuencia, los jardines verticales han emergido como una alternativa innovadora y estética, cuya tendencia sigue incrementándose alrededor del mundo: para 2024, la valoración de dicho sector se estima en $1297.02 millones, según la empresa de investigación de mercados Technavio.

La presencia de jardines verticales, también conocidos como muros verdes o green walls, se ha consolidado como una alternativa idónea en el diseño de las zonas urbanas dado que aprovecha al máximo las superficies duras para dotarlas de elementos naturales. Estas estructuras vivas introducen la vegetación en los edificios, transformando un elemento inerte en un elemento vivo, fusionando lo vegetal y lo construido. Es decir, utilizan el mismo concepto que los techos verdes pero aplicado a los muros de una casa o edificio.

 

Los jardines verticales fusionan las superficies duras con el elemento vegetal, por lo que se realzan como una alternativa innovadora y estética para las edificaciones urbanas.

 

 

Viabilizando el reverdecimiento de los entornos urbanos

La tecnología que utilizan estas soluciones consiste en un sistema de multicapas que se maneja bajo técnicas hidropónicas, las cuales reducen la necesidad del uso de tierra u otra materia vegetal, dosificando cuidadosamente los nutrientes en el agua para promover un crecimiento sano y controlado de las plantas. Asimismo, el riego es realizado dentro de un circuito cerrado para asegurar una disponibilidad constante de humedad y nutrientes, garantizando que las raíces nunca invadan las estructuras o el muro.

Denisse Ikeda, directora de Ingeniería y Medio Ambiente de Gania, empresa dedicada a la instalación de cubiertas vegetales, explica más ampliamente este procedimiento: “Un jardín vertical es como un cuadro que va anclado. Se impermeabiliza la pared, se colocan las estructuras y se coloca el módulo. En cada bolsillo van las plantas”. A ello agregó que la selección de la vegetación a emplear depende de dónde se piensa instalarla, pues no es lo mismo sembrar en Lima a realizar un proyecto en la selva o en la sierra.

En el caso de Gania, el diseño de los jardines verticales comprende la implementación de cinco capas que, en conjunto, impulsan una amplia gama de plantas ornamentales, aromáticas nativas o adaptadas al clima de la zona. El mismo permite que estas estructuras puedan ser modulares fijos, móviles o incluso portátiles, funcionando como elementos arquitectónicos especiales que dan realce y vida a fachadas y muros interiores en todo tipo de edificaciones industriales, comerciales y residenciales.

 

Estructura del sistema de capas de Gania conformado por cinco niveles, diseñado para afianzar las reservas de agua y nutrientes necesarios para el crecimiento vegetal.

 

Sustentabilidad a través de la vegetación

La implementación de muros verdes es considerada una iniciativa ecológica debido a los impactos que genera en beneficio del medio ambiente en las zonas urbanas. En primer lugar, ofrecen una solución ingeniosa para combatir los problemas de calidad del aire: al incorporar plantas en estructuras verticales, se aumenta la cantidad de vegetación en áreas urbanas densamente pobladas, lo que ayuda a purificar el aire, reducir la contaminación y mejorar la calidad del entorno.

Muestra de ello es la contribución que han logrado cerca de 5000 metros cuadrados de jardines en paredes instalados por Gania en Lima. Junto con la instalación de techos verdes y el uso de elementos ecoamigables, estas estructuras han captado una tonelada de CO2 en la ciudad capital, informó su directora.

Los jardines verticales también fomentan la biodiversidad en las ciudades, pues proporcionan refugio y alimento para una variedad de aves, insectos y otras formas de vida urbana, promoviendo la biodiversidad en áreas donde suele ser limitada. Esto puede contribuir a la recuperación de ecosistemas urbanos y fomentar una mayor conciencia sobre la importancia de la naturaleza en la población.

 

A través de la limpieza del aire y la conservación de la biodiversidad, los muros verdes en ambientes privados contribuyen a equilibrar los ecosistemas en las ciudades.

 

Espacios más confortables para las personas

En el Perú, esta solución innovadora está ganando un lugar destacado en el diseño de infraestructura para empresas y arquitectura para viviendas, pues genera una mayor sensación de confort para las personas que hacen uso del espacio. Por ello, el sector inmobiliario integra cada vez más este tipo de soluciones en su oferta, como es el caso de las inmobiliarias Paz Centenario y Chacarilla Sur, que han insertado áreas comunes con jardines verticales en distintos proyectos.

Entre los diversos beneficios que aportan los muros verdes se encuentra el aislamiento térmico. Los jardines verticales actúan como una capa adicional en las fachadas de casas o edificios que impide el traspaso de temperatura drásticas al ambiente interno. Esto es posible gracias a que la vegetación y el sustrato proporcionan una barrera que reduce la transferencia de calor a través de las paredes.

Esta propiedad de los muros vivos significa que en climas cálidos disminuyen la cantidad de calor que ingresa al edificio, reduciendo la necesidad de refrigeración y ahorrando energía. En climas fríos, actúan como una capa aislante adicional, evitando la pérdida de calor y reduciendo los costos de calefacción. Dicha mejora en la eficiencia energética no solo beneficia el medio ambiente, sino que también reduce los costos operativos de los edificios y mejora la comodidad de sus ocupantes.

Asimismo, los jardines verticales contribuyen significativamente a la reducción del ruido al actuar como una barrera natural de absorción acústica. Al estar conformados por una densa vegetación, amortigua las ondas sonoras y reduce la reverberación del sonido, disminuyendo así el ruido ambiental y mejorando la calidad acústica de los espacios urbanos circundantes.

 

La green wall instalada por Gania en el interior de una vivienda multifamiliar para el Grupo Chacarilla brinda confort físico y emocional a residentes y visitantes.

La green wall instalada por Gania en el interior de una vivienda multifamiliar para el Grupo Chacarilla brinda confort físico y emocional a residentes y visitantes.

 

Según Ikeda, un jardín vertical puede reducir de 30 a 40 decibeles de sonido de acuerdo con el tipo de planta que se use, lo cual resulta útil frente al bullicio generado por la congestión vehicular. De esta manera, mejora la calidad de vida en áreas urbanas y reduce los niveles de estrés de los ciudadanos. Por lo mismo, esta alternativa verde es empleada en espacios destinados a actividades que requieren de alta concentración. En la Universidad del Pacífico, donde Gania implementó este servicio con un sistema modular GCV, un muro verde con más de 7 mil especies vegetales proporciona un entorno más tranquilo y agradable para el estudio.

Finalmente, aportan una estética única e impactante a las ciudades al introducir una exuberante y vibrante vegetación a la infraestructura gris. Estos crean un contraste con las superficies de concreto o acero, añadiendo un toque de naturaleza y color a fachadas de interiores y espacios comunes, dotándolas de una dimensión visual agradable para quienes hacen uso del espacio. Además, la belleza de los jardines verticales es dinámica, cambiando con las estaciones y el crecimiento de las plantas.

 

¿Qué se necesita para instalar un jardín vertical?

La instalación de un muro verde, si no se realiza adecuadamente, puede llevar a no obtener resultados satisfactorios, propiciando la muerte prematura de las plantas y resultando en un aspecto descuidado y poco atractivo, en lugar de la belleza natural prevista. Un mal diseño incluso podría causar daños estructurales al edificio debido al exceso de humedad y la filtración de agua, un desequilibrio ecológico o la propagación de plagas. Por ello, requiere de estrictos requisitos al momento de realizarlo. En opinión de Ikeda, el desarrollo de un jardín vertical involucra lo siguiente:

  • Conocer qué plantas son ideales según la luz, viento, humedad y sol del lugar donde se instalen.
  • Tener un excelente sistema modular GCV de jardín vertical que no humedezca la pared y que permita que las plantas echen raíces y duren muchos años.
  • Utilizar sustrato orgánico y mineral para la preparación de las plantas.
  • Ser planificado y ejecutado por personal calificado, idealmente, proporcionado por una empresa especialista en este tipo de proyectos.

La arquitectura sostenible y el diseño urbano centrado en la ecología se han vuelto cada vez más importantes en la agenda global. Los jardines verticales son una manifestación tangible de este enfoque en la sostenibilidad y la integración de la naturaleza en la vida urbana. Esta tendencia se alinea con un mayor enfoque en el bienestar y la salud mental. Los jardines verticales ofrecen una oportunidad única para disfrutar de la belleza de la naturaleza y experimentar la calma que proporciona y contribuye a la construcción de ciudades más verdes y saludables.



Servicios


  • Implementación integral de techos verdes
  • Implementación integral de jardines verticales
  • Implementación de riego tecnificado
  • Mantenimiento de cubiertas vegetales
  • Arquitectura y paisajismo
  • Desarrollo de Huertos Urbanos
  • Proveedor de plantas ornamentales de bajo consumo de agua

Acerca de Gania


GANIA, palabra hebrea que significa “jardín de Dios”.

Somos una empresa cuyo propósito es devolverle la vida a las ciudades y contribuir con la calidad del medio ambiente.

Leer más